martes, 20 de noviembre de 2012

EL PODER DE LA PALABRA

EL PODER DE LA PALABRA

El estado de conciencia es el gesto de la buena costumbre de vida en estado de gracia divina.
El estado de gracia divina es el don de la sanación en nuestro cuerpo humano.
El estado de amor y paz es la maravillosa melodía de nuestros sentidos para aceptar el alimento diario.
El estado de gracia divina alumbra nuestros sentidos desde lo mas profundo de nuestro ser humano terrenal y divino.
Todo ser humano contiene y desprende una sustancia opaca y halogena que se alberga en el cerebro y recorre el físico ese estado es la conciencia eterna que sostiene y alimenta al cuerpo humano.
Las diferencias y las malas costumbres hacen una señal de baja calidad de halógeno y destruye el puente de unión entre lo  físico y lo elemental divino.
El ser humano hombre-mujer es el ejemplo de vida sobre la tierra que transgrede los límites de la conciencia para agrandar el vacío de la comunicación interna y externa, ese vacío hace la maduración de la costumbre con el ejemplo de la palabra.
Toda palabra que destruye es el aliado de lo oscuro y difuso.
Toda palabra que construye para el bien de cada uno y sus hermanos es el hilo de comunicación que difiere de lo inculto y baja moral.
Toda palabra que incluye en la diaria vida de todo humano debe hacer diferencias en el color la sustancia, blanco y es blanco y negro es negro.
Las medidas son muy justas y el amor y el dolor de cada ser humano debe medir ese cordón de distancias para conocer el camino de todo ser.

Los humanos dan muchas diferencias sin encontrar la razón de sus actos, es por eso que debemos aprender de lo divino y ser mayorías.
Damos el consentimiento de divino a todo lo que nace y crece desde lo alto y baja para enseñar al terrestre que esta en la escuela de la vida.
Demos el sentido natural para mostrar el orden y ser culto en lo divino que es vida natural para ser consumida desde un nacimiento y por siempre eterna.
El dolor de una vida desde un nacimiento es el contraste de lo que no tiene poder.
La felicidad y alegría es la maduración de una sustancia que protege nuestro ser con el poder de la palabra.
La palabra enseña y muestra lo que somos desde lo mas intimo de nuestro ser.
La Fe es una palabra que nace para acrecentar nuestro valor de vida en la moral y la justa medida de ser gente de bien.
El estado de conciencia es nuestra arma secreta para el que destruye al bien y desea una vida insana.
Todo ser humano elije, debe tener libertad de hacer una vida como mejor le guste, pero todos deben ser conscientes de sus actos.
El hombre es generoso y descubre el placer de dar y recibir, recibir y dar para compartir, puede ser un gesto matemático o puede ser un gesto
interno de nuestra sustancia de conciencia para mostrar lo que somos como un gran eje elemental de la vida humana.
El amor de un ser humano es crecer en conciencia y dar para recibir, entender para enseñar y reconocer sus errores para demostrar madurez.
Todo es un conjunto de necesidades para encaminar al ser humano, ver y creer, aprender y crecer desde cada punto de vista.
Nosotros los seres de luz somos y participamos con ustedes desde lo mas mínimos detalles en la construcción de la vida diaria, pero de ustedes depende si desean nuestra ayuda
Los niños son hombres del mañana y deben aprender y comprender de una historia opaca y destructora, como ejemplo de vida sin vida terrenal.
Todo lo que paso en el pasado dejo una enseñanza de valores en cuentos y leyendas, dejo ver lo que no debió ser y dejo ver la escuela de la verdad y la mentira.
Nuestros pasos a seguir es un futuro de unión en el infinito de las formas, desde lo nuevo y el crecer de los nuevos libros con el valor de hacer verdad para una nueva vida.
El poder de la palabra es una sustancia que se aplica desde siempre, nuestros ejercicios de palabras cubren el
físico con amor y paz.
El poder de Dios es la palabra de Dios.
El mayor logro de aprender desde nuestros propios errores es hacer verdad estos escritos y ver nacer al día de una mañana con el sol de la verdad justa en la razón de la vida humana.
Nuestra palabra de vida es salud y buena costumbres de generosidad para la hermandad de lo terrestre y hacer llegar mis lecturas a distancias para ver la vida con los ojos
de una lectura desde un poder divino de la palabra y encontrar el logro de la lucha por el bien y el amor de una sustancia de vida que nace y crece desde nuestra conciencia humana y terrenal a lo divino para lo infinito y eterno.
Jesús y su Madre María con la seguridad de un Arcángel Miguel hace llegar las noticias que deben leer como un poder de sanación a nivel conciencia y ser cada día el fruto de un árbol para ver crecer frutos de una semilla maravillosa y poder tener el poder de la palabra desde nuestros estados celestiales y divino.
Somos y estamos para enseñar, aprender de estos días y ser para poder tener el poder de la palabra.
Dios es el amor universal, sigan la señal de la gloria, la llegada es segura y la felicidad es eterna.
Padre es mi palabra que nace desde mi conciencia y trasmito a la tierra donde la humanidad esta sin alimentos de vida humana para su transito terrenal.
Padre es mi deber enseñar, aquí estoy, soy y doy para dar y recibir como el mejor ejemplo de un padre a un hijo.
Salud y buen vivir desde una conciencia sana.
El poder de una conciencia es la palabra que se nace para destruir o construir un futuro de amor y paz.
El poder de cada uno es lo que construye para su vida, no deseen el mal a nadie porque eso destruye y no deja ver lo eterno y divino.
El poder de Dios es la palabra que nace como el aliento de vida que es la sustancia de la conciencia que contiene nuestro físico humano.
Palabras de poder para poder construir la sabiduría divina de nuestro ser.
Mensaje recibido Junio 2011.
Maestro Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada